Neo-Sexo

Neo-Sexo

Serie de artículos escritos por Maite Domènech, inspirados en casos reales de personas  que han pasado por sus cursos y terapias durante su larga trayectoria profesional.
Estos artículos tienen el objetivo de aportar consciencia y recursos  prácticos al  día a día del lector, de una manera fresca y sencilla.

 

“Como romper la cadena hereditaria de incultura sexual que llevamos siglos eternizando,  y dar un salto consciente en la manera de entender y practicar el sexo”.

Nos encontramos en tiempos de cambios profundos, lo que nos ha servido hasta ahora para vivir, ya no nos satisface, esta sacudida social que estamos viviendo nos ha sacado del adormecimiento intenso en el que estábamos, nos ha hecho salir de la comodidad,de la rutina establecida,ha sacado lo que estaba enterrado a la superficie,y ahí abajo había mucha insatisfacción sexual y emocional.

En cuanto al sexo se refiere,emerge la frustración,el analfabetismo sexual,la incultura,el tabú y la vergüenza,aún existente.

Aparentemente parece que ha habido un cambio en la manera de afrontar el sexo respecto a cómo se comportaban nuestros padres o abuelos, porque ahora se habla mucho más de sexo,ahora se practica con más frecuencia y desde una edad mucho más temprana,y hay una cultura pornográfica extensa y asequible para todo el mundo y a todas horas.

Nos sentimos orgullosos del avance que hemos hecho, creemos que hemos superado y mejorado nuestra manera de relacionarnos con el sexo. Incluso en las escuelas se dan charlas sobre él.

Pero desde mi punto de vista ha sido más superficial que profundo, hemos cambiado un envoltorio, antes oscuro, pesado y amarillento, por uno liviano y de colores estridentes, hemos sustituido el maquillaje denso y con olor a naftalina por uno más suave y moderno, pero bajo esa nueva apariencia se mantienen los vicios de antaño: Un sexo inconsciente que busca la recompensa inmediata, un movimiento rápido y mecánico con un solo objetivo, un sexo de inspiración machista lleno de acción y poco sentir. Un sexo donde los  cuerpos se calientan por fricción y desde la agitación…

A mi consulta llegan muchas personas y parejas con el anhelo de descubrir otra manera de relacionarse sexualmente, sienten que tiene que haber algo más allá del sexo que conocen, pero del que nadie les ha hablado.

Si, en las escuelas ahora dan charlas sobre sexo, ¿pero que contienen esas charlas? ¿Dan información a los jovenes de cómo conectar su alma a otra persona a través del sexo?  ¿Enseñan cómo hacer el amor des de la calma y la relajación? ¿Ofrecen herramientas a los chavales para que su sexo sea placentero, respetuoso y consciente?

Sabemos la respuesta a todas estas preguntas…

Si no es a través de la educación, ¿cómo vamos a cortar esta herencia de desinformación, de incultura sexual, de analfabetismo sensual, que transmitimos de generación a generación?

A estas alturas de vida, seguimos sin saber relacionarnos sexualmente a un nivel profundo e íntimo, el sexo continúa siendo exclusivamente genital y de fricción.

En general, nadie nos enseña a hacer el amor, a jugar íntimamente con otro ser… Nadie te orienta a sentir lo que tu cuerpo necesita, a cultivar el arte de la lentitud, a acrecentar el placer, a expandir el amor…

Es el momento de responsabilizarnos de nuestra vida sexual, de descubrir que hay otra manera de hacer el amor mucho más gustosa, profunda y sagrada, es el momento de cambiar realmente nuestra historia sexual de raíz y liberar a nuestros hijos/as de una herencia caduca y nociva.

Es necesario un cambio de paradigma sexual.

A veces en mi consulta, cuando planteo esta idea se respira un cierto miedo. Un miedo bien entendible pues cuando sabes que hay algo que ya no quieres pero aún no tienes integrado en tu vida lo que quieres, hay un impas de incertidumbre.

Me explico; a veces vienen parejas a mi consulta que dicen estar cansadas de su relación sexual, pero cuando yo les propongo una nueva visión, se revuelven incomodos en su asiento, les invade el miedo que produce todo cambio, el tener que soltar lo conocido y adentrarse en lo desconocido, miedo a no saber, a tener que adaptarse a lo nuevo…

Pero poco a poco  van entendiendo que solo es cuestión de paciencia y tiempo, a medida que practican y van introduciendo pequeños cambios en su nueva vida sexual, a medida que experimentan los maravillosos resultados, se van relajando y disfrutando cada vea más de su trasformación sexual e íntima.

Lo importante es empezar despacio, son muchos años de malos hábitos, es importante ir despacio y con mucha tolerancia, comprensión y, sobre todo, sentido del humor.

Normalmente les propongo ir introduciendo elementos nuevos y sencillos en cada encuentro sexual.
Dejadme que os ponga algún ejemplo por si queréis empezar a aplicarlos en vuestra vida íntima.

Poned la lupa en vuestros sentidos

Empezad a jugar a estar atentos a lo que ocurre en vuestro cuerpo, dejad que los sentidos sean vuestros aliados. Escuchad, oled, degustad…sentid

Retozad juntos y ayudaros a acrecentar vuestras sensaciones. Cuando seáis capaces de mantener todos vuestros sentidos amplificados, vuestro cuerpo se transformará en una enorme fuente de placer.

Respirad

Una respiración fácil, relajada y sin pausa entre la inhalación y la exhalación  nos ayuda a potenciar las sensaciones.

La respiración es imprescindible para hacer que nuestra energía salga de los genitales y se eleve hacia el corazón. De esta manera trasformamos el acto sexual más primitivo en una experiencia sublime.

Aprended a respirar mejor y veréis como vuestra capacidad de placer se acrecienta de una manera extraordinaria.

La respiración también os ayudará a relajaros y hará  que vuestros cuerpos es ten suaves, y receptivos.

 

Cultivad el arte de la lentitud

Envolveros en un espacio de lentitud.
La lentitud te da tiempo para sentir, permite relajarte, abandonarte a la experiencia. Por el contrario la rapidez produce tensión y rigidez, cierra la garganta y por ende la respiración, produciendo un efecto de anestesia corporal.
A medida que  practiquéis la lentitud iréis ganando conciencia genital y sensibilidad en el cuerpo.
La lentitud os permitirá pasar de lo superficial a lo profundo y de lo mental a lo íntimo.

Recordad esta frase…La rapidez sale de la mente la lentitud del corazón.

 

Permitiros ir introduciendo en vuestras relaciones sexuales un poquito de esta nueva conciencia y, aparte de acrecentar y mejorar vuestra vida sexual considerablemente, estaréis cambiando y enriqueciendo, los cimientos sexuales de nuestra sociedad.

Responsabilizaros de vuestro placer y estaréis sanando la historia sexual de las nuevas generaciones.

 

 

 

El encuentro íntimo

El encuentro íntimo

Serie de artículos escritos por Maite Domènech, inspirados en casos reales de personas  que han pasado por sus cursos y terapias durante su larga trayectoria profesional.
Estos artículos tienen el objetivo de aportar consciencia y recursos  prácticos al  día a día del lector, de una manera fresca y sencilla.

 

Hoy he tenido una sesión con una pareja que me ha hecho reflexionar sobre lo poco conscientes que somos los seres humanos de que la vida es, justamente, esto que nos está ocurriendo ahora, que el único espacio en el que nos podemos amar, es este, en el aquí…

Ana y Juan son una preciosa  pareja madura que, según me cuentan, se  adoran, pero no saben encontrarse, no saben conectarse ni ir hacia la intimidad.

Me explican que ambos sienten un  anhelo profundo el uno del otro, sienten la necesidad de acariciar sus almas pero no encuentran el camino para ir hacia ellas, me dicen apenados que se pierden  en la superficie, en la logística diaria.

Cuando les pregunto cómo es su día a día, me responden que llevan 3 años haciendo crecer un negocio, y que toda su energía esta puesta en el proyecto, que ahora es el momento de apostar por ello, y que saben que en un par de años ya podrán relajarse.

Esto en la práctica significa que tienen horarios cruzados, que llegan a casa muy cansados, que su mente está constantemente ocupada y preocupada por sacar el negocio adelante, y proyectada en lo felices que serán cuando puedan descansar y abrazarse sin mirar el reloj.

Su historia me hace reflexionar…

Una gran mayoría de parejas viven así, instaladas en el futuro, supeditadas a su mente, delegando la intimidad al final de la lista…

Y luego vienen pidiendo un milagro… se quejan pero no priorizan, se lamentan pero no sueltan…

Para que una pareja pueda sentirse el uno al otro, intimar profundamente y calmar sus almas, deben aprender a crear espacios donde  vivir en el ahora, en este instante…Deben aprender a delegar a un segundo plano todo aquello que les aparte de la unión sagrada.

Lo primero  a lo que invito a Juan y a Ana, es a coger sus agendas y concertar una cita semanal con ellos mismos. Les recomiendo, como mínimo, un par de horas de encuentro.

Me miran como si estuviera loca, y al unísono empiezan hablar rápidamente lanzando exclamaciones como… imposible, no tenemos tiempo, los niños, los horarios caóticos, el cansancio…

Les dejo hablar…

Poco a poco se van calmando, poco a poco ellos mismos se dan cuenta de la locura en la que viven…

Y les pregunto… ¿de verdad queréis ahondar en vuestra relación, sinceramente queréis fortalecer vuestra unión?

Porque si realmente lo deseáis profundamente tendréis que empezar a tomar decisiones.

Y la primera es honrar vuestra relación y dedicarle tiempo. Ponerle consciencia. Vuestros corazones necesitan calma, necesitan unión y quietud, y  para que eso se pueda manifestarse hace falta tiempo y compromiso.

Ana y Juan se miran, sonríen y dicen que buscaran ese tiempo y que seguro que lo podrán arreglar quitando tiempo de TV por la noche,  dejando a los niños a los abuelos o incluso tirando de amigos.…

Lo más importante ya está hecho, ya tienen su cita semanal, ya tienen un espacio de encuentro en el ahora y es desde ahí que  podrán empezar a construir su relación sagrada y a calmar la sed de sus corazones.

Les doy alguna idea para empezar con sus citas semanales, como por ejemplo que las dediquen a darse algún masaje sensitivo, a hacer algún ejercicio de respiración, les comento que esto les ayudara a desconectarse de la mente y les unirá a un nivel más profundo e íntimo, también les indico, que pueden preparar una deliciosa bañera y que el uno bañe al otro en silencio, cuanto menos hablen más sentirán.

Hay muchas maneras de poder conectar con nuestra pareja, pero lo principal, lo esencial es que decidamos que Ahora es el mejor momento.

Recordémonos que la vida está ocurriendo aquí, está claro que hay cosas importantes que solucionar en nuestras vidas, pero no hay NADA tan  importante como escuchar  y ser fiel a lo que está reclamando nuestro cuerpo y nuestra esencia. Si esto está en paz el resto está en orden.

 

De cero al infinito

De cero al infinito

[vc_row][vc_column width=»1/1″][vc_column_text]Entrevista realizada por Pilar Díaz para el programa «De cero al infinito».

Maite Domènech , charla con Pilar Díaz  sobre Tantra de una manera sencilla y entendible para todo el mundo. Tambíen aporta algunas pautas de como aplicar esta técnica a nuestro día a día.

 

[/vc_column_text][/vc_column][/vc_row]

COMO LA VIDA MISMA – «Sentidos y piel»

COMO LA VIDA MISMA – «Sentidos y piel»

Serie de artículos escritos por Maite Domènech, inspirados en casos reales de personas  que han pasado por sus cursos y terapias durante su larga trayectoria profesional.
Estos artículos tienen el objetivo de aportar consciencia y recursos  prácticos al  día a día del lector, de una manera fresca y sencilla.

SENTIDOS Y PIEL

Veo a Laura, por primera vez el 2 de febrero de 2005. A las 16h llaman a la puerta de mi consulta, al abrir me encuentro cara a cara con  una mujer de unos  35 años. Su aspecto es un poco inquietante;  facciones que podrían ser hermosas si no estuvieran tan rígidas, cuerpo delgado y proporcionado pero igual de tenso que su rostro y  una  sonrisa tirante en los  labios que me indica su estado de alerta.

Mi primera reacción al verla es un bufff interior, un buff de ternura y empatía, un bufff de cuanto sufrimiento hay en ese cuerpo…

Inicio la sesión  preguntándole que es lo que la trae a mi consulta;

Mirando al suelo y con voz teñida de angustia, me dice que no siente, me comenta que ve la vida pero no la nota, que la ve pasar pero que no le traspasa, que la piensa pero no la experimenta… y levantando la mirada me dice… estoy cansada de ser una zombie. ¡Quiero sentir!

… la escucho a ella y escucho a  su cuerpo, él dice exactamente lo mismo e incluso un poco más…. Me dice que está cansado, que se está secando por falta de cariño, que esta dolorido y exhausto de tanta rigidez, que no disfruta de la vida, que no siente placer, que necesita ayuda, que esta sediento de atención…

Hay tantas personas viviendo así…desconectadas de su cuerpo…

Personas que andan por ahí muriéndose sin, aún, haber empezado a vivir…

Hay muchísimas Lauras vagando por el mundo. Seres sensibles que han aprendido a desconectar de su cuerpo con la esperanza de no sentir dolor, seres vulnerables que se han trasladado a vivir a su mente para no sufrir… ¡Que locura! Porque es justamente ahí, donde se genera todo el sufrimiento.

Y así se van secando y  perdiendo la vida.

Lo primero que aprende Laura durante las sesiones es a respirar, a llenar sus pulmones de aire de nuevo.

Tenemos tendencia a cerrar nuestros pulmones con la esperanza de no sentir, a activar una respiración superficial con la ilusión de no sufrir. Pero de nuevo estamos equivocados. Lo único que conseguimos con esa actitud es atesorar angustia, a atraparla  en nuestro cuerpo.

Respirar correctamente  permite que la memoria de dolor se libere, aporta oxigeno extra, aporta vitalidad y energía. El cuerpo empieza a tener sustancia  de nuevo, vuelve a  estar jugoso.

Lo segundo que aprende es a estar presente, presente dentro de sí misma, aprende a dirigir la atención a sus sentidos, a saborear la información que le están dando en cada momento, todo aquello que entra por sus oídos, por su piel, su boca… todo lo que está aconteciendo en este momento en su cuerpo.

La mente, por muy inteligente que esta sea, está diseñada para pensar, es el cuerpo el que ha sido creado para sentir… es básico aprender a desconectar de la mente y bajar a vivir al cuerpo, que es donde podremos sentir placer.

La 3ª fase de aprendizaje de Laura es cultivar el arte de relajarse. En un cuerpo rígido la energía no puede circular, no tiene espacio para fluir, la piel se insensibiliza, los órganos se resienten pues la energía les llega bajo mínimos.

Un cuerpo entumecido, no puede sentir gozo. Recordemos esta premisa, donde está la energía está el placer. Podrá sentir el tacto, podrá sentir el gusto, el olfato… pero no le llegara el placer del aroma, la delicia de saborear, el estremecimiento de la caricia…

 

Con el tiempo Laura encontró la forma de aflojar su cuerpo y su mente, aprendió  a soltar el control, a confiar en la vida, a respirar con plenitud.

Ahora es una mujer preciosa, las facciones son las mismas que antes, su rostro  el mismo, pero la luz circula por su piel, sus ojos disparan vida, y su cuerpo… su cuerpo se ha vuelto voluble, atractivo, sensual…

Laura  está siendo penetrada por la vida!!

 

 

“Cuando nacemos somos tiernos, hermosos, llenitos de vida, a la hora de la muerte, somos secos y duros. Una flor nace jugosa y al morir se resquebraja. Sencillamente, lo que está repleto de vida es suave, flexible y blando”. Osho

 

 

 

 

«Un si a la vida» , por Maite Domènech. Audio del capítulo 2: El Rencor

«Un si a la vida» , por Maite Domènech. Audio del capítulo 2: El Rencor

PRÓLOGO 

Esta es la historia de una pequeña Luciérnaga que un día se transformó en una brillante estrella del norte.

Es el relato de una transformación interior que se manifiesta en un ser lleno de luz y encantador.

Es la búsqueda y el trabajo continuo para llegar a conocer realmente al ser autentico que llevamos dentro. Es la enseñanza aprendida y los recursos experimentados puestos en papel para que todos podamos hallar el sentido de nuestras vidas.

Esta es la historia de una mujer que empezó a caminar con paso débil e inseguro, convencida que era insignificante y estaba llena de limitaciones. Segura de que su destino era sobrevivir y que no tenía derecho alguno a recibir lo mejor de la vida.

Pero un día se rebeló contra todos estos pensamientos y decidió tomar el timón de su vida. Decidió que todos tenemos el derecho de ser felices, que la vida es confianza, es gozo, es luz y es deber nuestro elegir vivir en el amor.

Yo era una persona que, como muchas otras, transitaba por la vida con una venda en los ojos. Sobrevivía pensando que lo que hacía era realmente vivir; me levantaba, me vestía, iba a trabajar, hacía a la compra, preparaba la comida de mi familia, esperaba que mi pareja llegara a casa… y cuando terminaba el día me iba a dormir y así día tras día. Vivía en el hábito, en las costumbres, en la inercia, en lo correcto…pero un día, después de mucho tiempo, me reencontré con mi buena amiga. Ese día empezó a cambiar mi vida…

En esa etapa de su camino Maite, estaba en pleno proceso de cambio, en pleno renacimiento, y poder acompañarla en esos momentos, convivir con ella durante su mutación, compartir su dolor, su alegría y sobre todo, su pasión por la búsqueda de la verdad, hizo darme cuenta que si queremos ser auténticos debemos vivir con consciencia y con responsabilidad. Entendí que cada uno es creador y timonel de su existencia… en ese momento mi vida dio un giro de 180 grados.

Con ella he aprendido a mirar en mi interior, a saber lo que quiero y lo que no quiero, a ser respetuosa con todas las personas de mí alrededor y con el planeta, a creer en mi potencial y sobre todo a creer profundamente en mí.

Un día, de pronto, llega la noticia; Maite me llama y me sorprende diciendo que esa noche ha soñado que escribía un libro. Según ella era un libro–guía para que quien quisiera leerlo, encontrase indicaciones de cómo seguir el camino de la autenticidad. Sigue explicándome su sueño con voz intensa; el libro se convertía en un tesoro lleno de sabiduría para quienes querían aprender a vivir en paz, equilibrio, y encontrar el camino de la alegría profunda.

Ha pasado mucho tiempo desde esa llamada, pero al fin, y como jamás dudé, aquí está el libro. Un libro escrito con amor y para el amor. Un trabajo hecho con pasión, intensidad y también con momentos de mucha emoción. Este es el fruto del entusiasmo y de la confianza en uno mismo.

Este es un libro que te tocará, te hará creer en ti, hará que cuando mires al nuevo día lo veas con colores más vivos, que el aire que respires sea más fresco y que el camino que dibujes este lleno de matices y esperanza. Este es un libro lleno de intensidad y coraje, no podía ser de otra manera pues esa es la fragancia que desprende la esencia de su autora.

Narra la vida de la protagonista, Orjana, de una forma en la que te vas a sentir muy identificado, y a la vez, ofrece herramientas para dar la vuelta a las situaciones cotidianas más oscuras y aprender de ellas haciéndolas verdaderas joyas de aprendizaje.

Te verás reflejado en muchos momentos y entenderás el porqué de muchos de los sucesos de tu vida. Como a mí me gusta llamarle, este es un LIBRO LUZ, que te ayudará y te acompañará, y date por seguro que dejara huella en tu alma.

Quiero dejar testimonio de la labor tan excelente que ha hecho y sigue haciendo mi amiga, de cómo me siento orgullosa de ella, de cómo ha aportado ilusión y alegría a mi vida, y sobre todo, de como con su ejemplo me ha ayudado a destapar mi ser dormido y el de muchas otras personas.

Es un honor para mí el colaborar en este proyecto y poder aportar mi granito de arena para que tú, que estás leyendo estas palabras, puedas profundizar un poquito más en el corazón de este libro e impregnarte de su bello mensaje.

Me siento orgullosa de compartir contigo otro trocito de tu verdadero gran proyecto; Tu vida.

 

GRACIAS

Eva Rodes i Bartés

 

Audio del capítulo 2: El Rencor

Narrado por: Ricard Planas y Maite Domènech.